Navegación en Conserva con 2 barcos.

El fin de semana pasado se unió a la experiencia náutica un grupo de 14 personas de Melide, » Galicia Calidade «. Navegación en conserva, 2 barcos y regata.

Dividimos el grupo en 2 embarcaciones 2 equipos y 2 capitanes. Buena estrategia y un lujo de equipos.

Empezamos a practicar la navegación en conserva.

El plan de navegación era una ruta desde Bilbao a Laredo haciendo escala en el pueblo pesquero de Castro Urdiales. El parte meteorológico nos avisaba que íbamos a tener viento de proa, es decir gallego, otro aliado más para disfrutar de la navegación a vela.

El viento del Noroeste soplaba entre 15 y 20 nudos y los 2 veleros con toda su superficie velica empezaba a coger las primeras escoras ciñiendo a rabiar hacia el viento. Momentos exclusivos para tripulaciones guerreras y aventureras.

Ya empezaba el baile de las 2 embarcaciones y la navegación en grupo / regata ponía a las 2 tripulaciones en alerta máxima, » todos a la banda «. Era el momento de » marinizar » a los terrícolas. Ahí va un documento gráfico que lo ilustra.

 

Atracamos costado al muelle de Castro Urdiales y nuestros amigos de Marmitako Sailing abarloados. Es tiempo de recuperar fuerzas, pisar tierra y degustar todos los productos gallegos que llevamos en la gambuza. Las 2 tripulaciones nos unimos y comemos a bordo del Kais.

Seguimos rumbo a Laredo con el sol cayendo sobre la bahía y el viento rolando al Norte con lo que nos hace una travesía algo más cómoda.

Ya atracados en el puerto de Laredo cenamos a bordo y empieza el » bordo de tierra «. Los capitanes se retiran a sus camarotes, en este caso Hotel Ramona, y hasta ahí podemos contar.

Al día siguiente amanece despejado y el viento del Nordeste soplando con 15 nudos de intensidad. Arranchamos las embarcaciones y nos disponemos al regreso a Bilbao antes haciendo una parada en el faro del Caballo

https://www.escapadarural.com/blog/casi-700-escalones-para-llegar-al-faro-del-caballo/

Faro del Caballo. Laredo

Izamos las velas y empezamos a ganar un poco de barlovento. El viento arrecia hasta los 20-25 nudos del Norte lo que nos permite entrar en el puerto de Bilbao a una velocidad de 6-7 nudos con un rumbo de través.

 

Atracamos a las 14:00 y a las 15:00 hacemos la comida de hermandad y reunión de tripulaciones para compartir vivencias y sensaciones marinas.

Comida a bordo

Gracias TRIPU y amigos, habéis sido geniales.

El capitán que sale y entra del » camarote «